1904

Negar la realidad de las cosas es perderse su realidad; afirmar el vacío de las cosas es perderse su realidad. Cuanto más hablas y piensas sobre ello, más te alejas de la verdad. Para de hablar y pensar y no habrá nada que no seas capaz de conocer.